Ambliopía

Juan Gros Otero

Ambliopía


Autor: Juan Gros Otero, Oftalmólogo, Clínica Rementería, Madrid

Fecha: Marzo 2021

La ambliopía (también conocida como “ojo vago”) se define como una disminución de la mejor agudeza visual que alcanza un ojo, una vez que son corregidos con gafa o lentilla los defectos de graduación existentes. La mayor parte de las veces, esta caída en la agudeza visual no se acompaña de otras enfermedades oculares. De hecho, la ambliopía no es una enfermedad ocular en sí misma, sino que es un trastorno del sistema nervioso central que cursa con disminución de la agudeza visual como consecuencia de un trastorno en el procesamiento de las imágenes que llegan hasta el cerebro (1).

Es una enfermedad que aparece en la infancia y que es reversible en la mayor parte de los casos, si se realiza el tratamiento adecuado y se diagnostica a tiempo. Si no se diagnostica y se trata en la infancia, se convierte en una condición irreversible en el adulto.

La ambliopía puede desarrollarse como consecuencia de diferentes alteraciones, por ejemplo (2):

- Ambliopía secundaria a estrabismo

- Ambliopía secundaria a defectos de graduación muy grandes en los dos ojos o por grandes diferencias de graduación entre los dos ojos

Además, puede desarrollarse ambliopía en pacientes que sufran de enfermedades oculares, como, por ejemplo: cataratas, ptosis palpebral, cicatrices corneales, etcétera.

Los niños que nacen de forma prematura, aquellos niños que sufren un retraso del desarrollo o que tienen antecedentes familiares de primer grado (hermanos o progenitores) con ambliopía, tienen un mayor riesgo de desarrollar ambliopía. Por lo tanto, en estos casos, es aún más importante realizar la pauta de screening visual recomendado: a los 6 meses, 3 años, 4 años y a partir de entonces de forma anual o bianual en función del riesgo de ambliopía de cada niño (3).

La ambliopía, si se diagnostica en la infancia, tiene tratamiento, y el pronóstico es mejor cuanto más precoz sea el diagnóstico.

Dependiendo de cada paciente, del trastorno o enfermedad que provoque la ambliopía y de la severidad de la ambliopía que tenga, el tratamiento será diferente, pero podemos enumerar las siguientes opciones de tratamiento (1):

- Corrección óptica de los defectos de graduación (mediante gafas o lentillas)

- Oclusiones con parche

- Tratamiento farmacológico con gotas de atropina diluida

- Filtros Bangerter

- Tratamiento quirúrgico de otras enfermedades asociadas: estrabismo, catarata, patología de los párpados, etcétera.

Estas opciones de tratamiento se utilizarán de forma aislada o combinadas entre sí a juicio del oftalmólogo y en función de las características de cada niño. Asimismo, se irán modificando a lo largo del tiempo en función de la evolución de cada caso en las visitas de seguimiento recomendadas.

Como conclusión, resaltar la importancia del diagnóstico y tratamiento de la ambliopía en la infancia, porque si se diagnostica en la edad adulta, ya no hay solución posible ni médica ni quirúrgica.


REFERENCIAS:

1. Amblyopia: Preferred Practice Pattern, American Academy of Ophthalmology 2017.

2. American Academy of Ophthalmology Basic and Clinical Science Course Subcommittee. Basic and Clinical Science Course. Pediatric Ophthalmology and Strabismus: Section 6, 2016-2017.

3. Vision Screening in Children Aged 6 Months to 5 Years US Preventive Services Task Force Recommendation Statement. JAMA 2017;318:836-844.

Información sobre seguridad

Es importante tener en cuenta que las lentes implantables de Colámero (ICL) EVO Visian® están aprobadas por las autoridades sanitarias locales, lo que significa que se ha establecido su seguridad y su eficacia. Al igual que con ocurre con cualquier intervención, hay riesgos que es necesario considerar. Si tiene alguna pregunta o duda, siempre es mejor hablar con un oculista certificado en el uso de las lentes implantables de Colámero (ICL) EVO Visian®. La familia de lentes ICL EVO Visian incluyen las lentes ICL EVO Visian, ICL EVO Visian Toric, ICL EVO+ Visian e ICL EVO+ Visian Toric, y están diseñadas para la corrección/reducción de la miopía baja a alta (de -0,5 a -20,0 dioptrías [D]) y para la corrección/reducción de la miopía en pacientes con un valor de miopía de hasta -20 D y un grado de astigmatismo igual o inferior a 6,0 D. La familia de lentes ICL EVO Visian está indicada para el uso en tratamientos oculares fáquicos y para los casos siguientes: La corrección o reducción de la miopía en adultos con una edad entre 21 y 60 años con mediciones de entre –0,5 D y –20,0 D en el plano de las gafas. Con una profundidad de la cámara anterior (anterior chamber depth, ACD) igual o superior a 2,8 mm, medida desde el endotelio corneal a la cápsula anterior del cristalino. Este intervalo de edad ampliado que cubre de 45 a 60 de edad solo se aplica la familia de lentes ICL EVO Visian para miopía, y solo en países bajo la competencia de Organismos Notificados de la UE en los que se reconozca la marca CE (p. ej.: EU, EEA y EFTA). La familia de productos ICL EVO Visian actualmente en inventario no cuenta con las Instrucciones de uso actualizadas con este nuevo texto, pero se incorporará en el futuro. La cirugía con lentes ICL EVO Visian no elimina la necesidad de llevar gafas para leer, incluso si nunca las ha usado antes. La cirugía con lentes ICL EVO Visian representa una alternativa a otras cirugías refractivas, como la queratomileusis in situ asistida con láser (LASIK), la queratectomía fotorrefractiva (PRK), las cirugías de incisión u otros medios para corregir la miopía, como gafas y lentes de contacto. Las lentes ICL EVO Visian Toric están indicadas para corregir o reducir el astigmatismo con un valor de hasta 6,0 D que pueda tener (las lentes ICL EVO Visian no están indicadas para el tratamiento del astigmatismo). La implantación de una lente ICL EVO Visian es un procedimiento quirúrgico y como tal, conlleva riesgos potencialmente graves. A continuación se indican las posibles complicaciones y reacciones adversas asociadas a la cirugía refractiva en general: cirugías adicionales, formación de cataratas, pérdida de la mejor visión corregida, aumento de la presión intraocular, pérdida de células en la superficie interior de la córnea, irritación de la conjuntiva, tumefacción aguda de la córnea, tumefacción persistente de la córnea, endoftalmitis (infección ocular total), deslumbramiento importante y/o halos alrededor de las luces, hifema (sangre en el ojo), hipopión (pus en el ojo), infección ocular, dislocación de la ICL Visian, edema macular, pupila no reactiva, glaucoma de bloqueo pupilar, inflamación ocular grave, iritis, uveítis, pérdida del humor vítreo y trasplante de córnea. Antes de considerar la cirugía con lentes ICL EVO Visian, debe someterse a un examen ocular completo y hablar con el profesional en el cuidado de los ojos acerca de la cirugía con lentes ICL EVO Visian, especialmente en lo referente a los posibles beneficios, riesgos y complicaciones. Debe comentar el tiempo que necesitará para la curación después de la cirugía.

Referencias

Encuentre un médico

Citas

1. Patient Survey, STAAR Surgical ICL Data Registry, 2018

2. Sanders D. Vukich JA. Comparison of implantable collamer lens (ICL) and laser-assisted in situ keratomileusis (LASIK) for Low Myopia. Cornea. 2006 Dec; 25(10):1139-46. Patient Survey, STAAR Surgical ICL Data Registry, 2018

3. Naves, J.S. Carracedo, G. Cacho-Babillo, I. Diadenosine Nucleotid Measurements as Dry-Eye Score in Patients After LASIK and ICL Surgery. Presented at American Society of Cataract and Refractive Surgery (ASCRS) 2012.

4. Shoja, MR. Besharati, MR. Dry eye after LASIK for myopia: Incidence and risk factors. European Journal of Ophthalmology. 2007; 17(1): pp. 1-6.

5a. Lee, Jae Bum et al. Comparison of tear secretion and tear film instability after photorefractive keratectomy and laser in situ keratomileusis. Journal of Cataract & Refractive Surgery , Volume 26 , Issue 9 , 1326 - 1331.

5b. Parkhurst, G. Psolka, M. Kezirian, G. Phakic intraocular lens implantantion in United States military warfighters: A retrospective analysis of early clinical outcomes of the Visian ICL. J Refract Surg. 2011;27(7):473-481.

*American Refractive Surgery Council