Daltonismo o discromatopsia: Tipos y tratamientos

Luis Villalba Pinto 1

Daltonismo o discromatopsia: Tipos y tratamientos

Autor: Dr. Luis Villalba Pinto, Clínicas Vistaláser

El ojo del ser humano es capaz de percibir cerca de 8.000 colores en un único nivel de luminancia, en cambio, en todos los niveles podría alcanzar entre los 8-10 millones de matices.

En la retina se encuentran tres tipos de receptores (conos) que perciben los colores: el rojo, el verde y el azul.

Las alteraciones de la visión del color son aquellas que difieren de las igualaciones de color en observadores normales y provocan confusiones cromáticas.

Desde el siglo XVIII hasta la actualidad se han estudiado y clasificado estas alteraciones, pero fue J. Dalton quién, justificando su deficiencia al color rojo-verde, ha dejado como legado que hoy se conozca como daltónico a cualquier sujeto que presente anomalías al color.

CLASIFICACIÓN

Se clasifican en: Congénito y adquirido.

La deficiencia congénita de los colores obedece a anomalías de los fotopigmentos de los conos, suelen ser estables a lo largo de la vida y no están relacionados con otras patologías oculares. Presentan alteraciones en el cromosoma X de carácter recesivo, por ello para que una mujer presente una anomalía al color es necesario que los dos cromosomas X posean el mismo gen que aporta la anomalía, en cambio, el hombre con solo poseer el cromosoma X que contenga esta anomalía manifestará la deficiencia al color. Es por ello la diferencia en el porcentaje de prevalencia de la deficiencia al color rojo-verde entre hombres y mujeres (8% en hombres y 0,5% en mujeres).

Normalmente este tipo de alteración es causada por la ausencia o fallo en los fotopigmentos, pudiendo ir desde la alteración en uno de los fotopigmentos y encontrarse normales los otros dos, llamándose tricrómata anómalo, la presencia de dos fotopigmentos y la ausencia del tercero, llamándose dicrómata, y por último monocrómata que se trata de aquellos sujetos que solo poseen un fotopigmento.

La ausencia total de la percepción de los colores se llama acromatopsia, y se debe a la falta de conos en la retina.

La deficiencia adquirida puede afectar indistintamente a hombres y mujeres y suelen ser monoculares, las más habituales son las que corresponden a la alteración de la percepción de los colores azul y amarillo y afectan habitualmente a ancianos, pueden deberse a patologías como cataratas, DMAE, glaucoma, o incluso a hábitos como el tabaco y/o el alcohol.

Los términos que se aplican son los prefijos protán ( rojo), deután (verde) y tritán (amarillo), que acompañados de los sufijos “omalía” y “opia” indicará la presencia de tricromatismo anómalo y dicromatismo respectivamente.

EVALUACIÓN DE LA VISIÓN DEL COLOR

Las pruebas clínicas de la visión cromática representan versiones simplificadas de los métodos psicofísicos basados en estímulos espectrales. El propósito de la evaluación de la visión del color es, detectar anormalidades en la percepción de los colores, su discriminación y detectar posibles patologías.

Estas pruebas se pueden definir en tres categorías, Pruebas de detección o screening (Test de Ishihara), Pruebas de discriminación (Farnsworth Munsell) y Pruebas de visión cromática o anomaloscopios (Anomaloscopio de Nagel).

TRATAMIENTO

No existe un tratamiento quirúrgico que devuelva una visión tricómata.

Tanto los filtros como las lentes de contacto tintadas tienen una efectividad limitada, pueden ser útiles para realizar actividades concretas.

También existen programas informáticos que ayudan a la visualización de los colores.

Información sobre seguridad

Es importante tener en cuenta que las lentes implantables de Colámero (ICL) EVO Visian® están aprobadas por las autoridades sanitarias locales, lo que significa que se ha establecido su seguridad y su eficacia. Al igual que con ocurre con cualquier intervención, hay riesgos que es necesario considerar. Si tiene alguna pregunta o duda, siempre es mejor hablar con un oculista certificado en el uso de las lentes implantables de Colámero (ICL) EVO Visian®. La familia de lentes ICL EVO Visian incluyen las lentes ICL EVO Visian, ICL EVO Visian Toric, ICL EVO+ Visian e ICL EVO+ Visian Toric, y están diseñadas para la corrección/reducción de la miopía baja a alta (de -0,5 a -20,0 dioptrías [D]) y para la corrección/reducción de la miopía en pacientes con un valor de miopía de hasta -20 D y un grado de astigmatismo igual o inferior a 6,0 D. La familia de lentes ICL EVO Visian está indicada para el uso en tratamientos oculares fáquicos y para los casos siguientes: La corrección o reducción de la miopía en adultos con una edad entre 21 y 60 años con mediciones de entre –0,5 D y –20,0 D en el plano de las gafas. Con una profundidad de la cámara anterior (anterior chamber depth, ACD) igual o superior a 2,8 mm, medida desde el endotelio corneal a la cápsula anterior del cristalino. Este intervalo de edad ampliado que cubre de 45 a 60 de edad solo se aplica la familia de lentes ICL EVO Visian para miopía, y solo en países bajo la competencia de Organismos Notificados de la UE en los que se reconozca la marca CE (p. ej.: EU, EEA y EFTA). La familia de productos ICL EVO Visian actualmente en inventario no cuenta con las Instrucciones de uso actualizadas con este nuevo texto, pero se incorporará en el futuro. La cirugía con lentes ICL EVO Visian no elimina la necesidad de llevar gafas para leer, incluso si nunca las ha usado antes. La cirugía con lentes ICL EVO Visian representa una alternativa a otras cirugías refractivas, como la queratomileusis in situ asistida con láser (LASIK), la queratectomía fotorrefractiva (PRK), las cirugías de incisión u otros medios para corregir la miopía, como gafas y lentes de contacto. Las lentes ICL EVO Visian Toric están indicadas para corregir o reducir el astigmatismo con un valor de hasta 6,0 D que pueda tener (las lentes ICL EVO Visian no están indicadas para el tratamiento del astigmatismo). La implantación de una lente ICL EVO Visian es un procedimiento quirúrgico y como tal, conlleva riesgos potencialmente graves. A continuación se indican las posibles complicaciones y reacciones adversas asociadas a la cirugía refractiva en general: cirugías adicionales, formación de cataratas, pérdida de la mejor visión corregida, aumento de la presión intraocular, pérdida de células en la superficie interior de la córnea, irritación de la conjuntiva, tumefacción aguda de la córnea, tumefacción persistente de la córnea, endoftalmitis (infección ocular total), deslumbramiento importante y/o halos alrededor de las luces, hifema (sangre en el ojo), hipopión (pus en el ojo), infección ocular, dislocación de la ICL Visian, edema macular, pupila no reactiva, glaucoma de bloqueo pupilar, inflamación ocular grave, iritis, uveítis, pérdida del humor vítreo y trasplante de córnea. Antes de considerar la cirugía con lentes ICL EVO Visian, debe someterse a un examen ocular completo y hablar con el profesional en el cuidado de los ojos acerca de la cirugía con lentes ICL EVO Visian, especialmente en lo referente a los posibles beneficios, riesgos y complicaciones. Debe comentar el tiempo que necesitará para la curación después de la cirugía.

Referencias

Encuentre un médico

Citas

1. Patient Survey, STAAR Surgical ICL Data Registry, 2018

2. Sanders D. Vukich JA. Comparison of implantable collamer lens (ICL) and laser-assisted in situ keratomileusis (LASIK) for Low Myopia. Cornea. 2006 Dec; 25(10):1139-46. Patient Survey, STAAR Surgical ICL Data Registry, 2018

3. Naves, J.S. Carracedo, G. Cacho-Babillo, I. Diadenosine Nucleotid Measurements as Dry-Eye Score in Patients After LASIK and ICL Surgery. Presented at American Society of Cataract and Refractive Surgery (ASCRS) 2012.

4. Shoja, MR. Besharati, MR. Dry eye after LASIK for myopia: Incidence and risk factors. European Journal of Ophthalmology. 2007; 17(1): pp. 1-6.

5a. Lee, Jae Bum et al. Comparison of tear secretion and tear film instability after photorefractive keratectomy and laser in situ keratomileusis. Journal of Cataract & Refractive Surgery , Volume 26 , Issue 9 , 1326 - 1331.

5b. Parkhurst, G. Psolka, M. Kezirian, G. Phakic intraocular lens implantantion in United States military warfighters: A retrospective analysis of early clinical outcomes of the Visian ICL. J Refract Surg. 2011;27(7):473-481.

*American Refractive Surgery Council