La calidad de visión con las Lentes ICL

Ernesto alonso blog

Autor: Dr. Ernesto Alonso

Clínic: Insadof

Calidad visual con lentes ICL

Cuando un paciente candidato a cirugía refractiva busca una calidad visual máxima, debería considerar la opción de un implante ICL. La lente ICL (lente implantable de colámero) se sitúa en el espacio virtual existente entre el iris y el cristalino y proporciona una calidad visual óptima si se compara con las demás técnicas de cirugía refractiva disponibles.

¿Cómo corrigen la visión? ¿Cómo funcionan?

Las lentes ICL actúan como una lente de contacto; son lentillas, pero van introducidas en el globo ocular. Por lo que no producen ningún tipo de roce o sintomatología. Pero la lente ICL no contacta con el cristalino, sino que va apoyada en la pared del globo ocular a través de sus zonas de apoyo o hápticos. El colámero es un material muy flexible, estable, y biocompatible, por lo que la lente ICL se comporta de forma ‘silente’ en el interior del ojo. Las características físicas del colámero proporcionan una excelente calidad visual con un bajo índice de disfotopsias y aberraciones ópticas.

¿Como va a ver el paciente después de la intervención?

Las lentes ICL proporcionan una excelente calidad visual.

Una vez intervenido el paciente, hay un breve periodo en la cual los ojos están algo molestos, pero en cuestión de minutos u horas la situación mejora rápidamente. Es característica la rapidez de recuperación visual y la calidad de la misma con las lentes ICL, en comparación con otras cirugías refractivas. De hecho, ICL es la técnica que mayor satisfacción alcanza en los pacientes: con índices superiores al 99 %. Al día siguiente de la intervención, la visión es muy satisfactoria y va acompañada de una gran sonrisa casi invariablemente.

¿Cómo es la calidad visual en comparación con utilizar gafas o lentillas?

La calidad óptica en un miope disminuye según aumenta el número de dioptrías, debido a la mayor aberración producida por los cristales y el hecho de que la imagen se minimiza al utilizar lentes negativas (miopía).

Esta minimización de la imagen será mayor cuanto más alejada esté la lente de la retina. Por lo tanto, la minimización de la imagen es mayor con gafas que con lente de contacto. Y del mismo modo, es mayor con lentes de contacto que con una lente ICL; ya que la lente ICL está más cercana a la retina que la lente de contacto corneal. El paciente experimenta por tanto una mejora cualitativa y cuantitativa de su visión al intervenirse mediante implante de ICL.

¿Cómo es la calidad visual tras el procedimiento ICL en comparación con el procedimiento LASIK?

En el LASIK y en otras técnicas de cirugía corneal con láser excimer, se corrige la miopía al producirse un aplanamiento de la cara anterior de la córnea, lo cual produce una reducción del número de dioptrías, que es proporcional a la cantidad de tejido corneal retirado.Se está alterando, por lo tanto, la curvatura original de la córnea. Y esto trae como consecuencia un aumento de las aberraciones ópticas y una disminución de la calidad visual y de la sensibilidad al contraste.

Cuando implantamos una lente ICL no alteramos la córnea, con lo cual evitamos la aparición de estas aberraciones ópticas. Por otro lado, el área óptica tratada con el LASIK será menor cuanto mayor sea el número de dioptrías. La lente ICL, al estar más cerca de la retina, tiene una zona óptica efectiva superior a la que obtenemos con LASIK en la gran mayoría de los casos.

En términos generales la calidad y cantidad de visión suele ser superior con las lentes ICL frente a otros procesos de cirugía corneal como el LASIK. Esto está ampliamente demostrado en tests de laboratorio, donde se objetiva que esta diferencia será mayor cuanto mayor sea el número de dioptrías tratadas.

¿Cómo es la calidad de visión nocturna con las lentes ICL?

Por la misma razón antes expuesta, la calidad de visión nocturna es mayor en pacientes con lentes ICL que en pacientes tratados con cualquier otro tipo de cirugía corneal. Cuando bajan las condiciones de luz ambiental, se dilata la pupila para permitir una mayor entrada de luz a la retina. Y es aquí cuando la zona óptica efectiva tiene su importancia. Cuanto mayor sea esta zona óptica, mejor será la visión nocturna y menores las aberraciones causadas por la dilatación pupilar.

En definitiva, si la calidad visual óptima es prioritaria para un paciente, este deberá plantearse la opción de cirugía con implante de lentes ICL, sea cual sea su rango dióptrico.


Información sobre seguridad

Es importante tener en cuenta que las lentes implantables de Colámero (ICL) EVO Visian® están aprobadas por las autoridades sanitarias locales, lo que significa que se ha establecido su seguridad y su eficacia. Al igual que con ocurre con cualquier intervención, hay riesgos que es necesario considerar. Si tiene alguna pregunta o duda, siempre es mejor hablar con un oculista certificado en el uso de las lentes implantables de Colámero (ICL) EVO Visian®. La familia de lentes ICL EVO Visian incluyen las lentes ICL EVO Visian, ICL EVO Visian Toric, ICL EVO+ Visian e ICL EVO+ Visian Toric, y están diseñadas para la corrección/reducción de la miopía baja a alta (de -0,5 a -20,0 dioptrías [D]) y para la corrección/reducción de la miopía en pacientes con un valor de miopía de hasta -20 D y un grado de astigmatismo igual o inferior a 6,0 D. La familia de lentes ICL EVO Visian está indicada para el uso en tratamientos oculares fáquicos y para los casos siguientes: La corrección o reducción de la miopía en adultos con una edad entre 21 y 60 años con mediciones de entre –0,5 D y –20,0 D en el plano de las gafas. Con una profundidad de la cámara anterior (anterior chamber depth, ACD) igual o superior a 2,8 mm, medida desde el endotelio corneal a la cápsula anterior del cristalino. Este intervalo de edad ampliado que cubre de 45 a 60 de edad solo se aplica la familia de lentes ICL EVO Visian para miopía, y solo en países bajo la competencia de Organismos Notificados de la UE en los que se reconozca la marca CE (p. ej.: EU, EEA y EFTA). La familia de productos ICL EVO Visian actualmente en inventario no cuenta con las Instrucciones de uso actualizadas con este nuevo texto, pero se incorporará en el futuro. La cirugía con lentes ICL EVO Visian no elimina la necesidad de llevar gafas para leer, incluso si nunca las ha usado antes. La cirugía con lentes ICL EVO Visian representa una alternativa a otras cirugías refractivas, como la queratomileusis in situ asistida con láser (LASIK), la queratectomía fotorrefractiva (PRK), las cirugías de incisión u otros medios para corregir la miopía, como gafas y lentes de contacto. Las lentes ICL EVO Visian Toric están indicadas para corregir o reducir el astigmatismo con un valor de hasta 6,0 D que pueda tener (las lentes ICL EVO Visian no están indicadas para el tratamiento del astigmatismo). La implantación de una lente ICL EVO Visian es un procedimiento quirúrgico y como tal, conlleva riesgos potencialmente graves. A continuación se indican las posibles complicaciones y reacciones adversas asociadas a la cirugía refractiva en general: cirugías adicionales, formación de cataratas, pérdida de la mejor visión corregida, aumento de la presión intraocular, pérdida de células en la superficie interior de la córnea, irritación de la conjuntiva, tumefacción aguda de la córnea, tumefacción persistente de la córnea, endoftalmitis (infección ocular total), deslumbramiento importante y/o halos alrededor de las luces, hifema (sangre en el ojo), hipopión (pus en el ojo), infección ocular, dislocación de la ICL Visian, edema macular, pupila no reactiva, glaucoma de bloqueo pupilar, inflamación ocular grave, iritis, uveítis, pérdida del humor vítreo y trasplante de córnea. Antes de considerar la cirugía con lentes ICL EVO Visian, debe someterse a un examen ocular completo y hablar con el profesional en el cuidado de los ojos acerca de la cirugía con lentes ICL EVO Visian, especialmente en lo referente a los posibles beneficios, riesgos y complicaciones. Debe comentar el tiempo que necesitará para la curación después de la cirugía.

Referencias

Encuentre un médico

Citas

1. Patient Survey, STAAR Surgical ICL Data Registry, 2018

2. Sanders D. Vukich JA. Comparison of implantable collamer lens (ICL) and laser-assisted in situ keratomileusis (LASIK) for Low Myopia. Cornea. 2006 Dec; 25(10):1139-46. Patient Survey, STAAR Surgical ICL Data Registry, 2018

3. Naves, J.S. Carracedo, G. Cacho-Babillo, I. Diadenosine Nucleotid Measurements as Dry-Eye Score in Patients After LASIK and ICL Surgery. Presented at American Society of Cataract and Refractive Surgery (ASCRS) 2012.

4. Shoja, MR. Besharati, MR. Dry eye after LASIK for myopia: Incidence and risk factors. European Journal of Ophthalmology. 2007; 17(1): pp. 1-6.

5a. Lee, Jae Bum et al. Comparison of tear secretion and tear film instability after photorefractive keratectomy and laser in situ keratomileusis. Journal of Cataract & Refractive Surgery , Volume 26 , Issue 9 , 1326 - 1331.

5b. Parkhurst, G. Psolka, M. Kezirian, G. Phakic intraocular lens implantantion in United States military warfighters: A retrospective analysis of early clinical outcomes of the Visian ICL. J Refract Surg. 2011;27(7):473-481.

*American Refractive Surgery Council