La técnica ICL no produce ojo seco

Irene Benito González

Autor: Dra. Irene Benito


¿Por qué la técnica con Lentes ICL no produce ojo seco?

Para entender por qué el procedimiento con ICL no produce ojo seco es necesario saber por qué otras técnicas sí lo hacen. Las técnicas de cirugía corneal eliminan tejido para modificar la curvatura corneal y así corregir la trayectoria de la luz y con ello la graduación del paciente. En el caso del LASIK se crea un “flap” corneal, un corte de tejido con bisagra que se repone al acabar el tratamiento con el láser. Al cortar este tejido se cortan las terminaciones nerviosas generando una disminución de la sensibilidad. Todo esto supone una interrupción de los estímulos de secreción refleja de la lágrima (1).

La técnica con implante de Lente ICL no modifica la estructura ni el plexo nervioso corneal puesto que es una técnica aditiva: se corrige la graduación del paciente con la propia lente implantada a través de una micro-incisión corneal periférica (2).

El beneficio de que la técnica con ICL no induzca ojo seco está relacionado con los posibles síntomas asociados y con la frecuencia de este problema. El ojo seco es una de las patologías más frecuentes de nuestro medio, en torno a un 10–20% de los adultos lo padecen. Es multifactorial y aparece con mayor frecuencia en mujeres (muy influenciado por alteraciones hormonales), en pacientes con tratamientos tópicos crónicos, con el uso de determinados fármacos sistémicos, en ambientes secos y con elevada contaminación. El uso abusivo de lentes de contacto también es una causa frecuente de ojo seco; importante tenerlo en cuenta dada la alta frecuencia de pacientes que utilizan lentes de contacto, como candidatos a cirugía refractiva (3). La lentilla genera un efecto de “cuerpo extraño” en el ojo así como una alteración de la sensibilidad corneal con un mecanismo parecido al antes comentado.

El ojo seco puede ser asintomático inicialmente, y por eso es importante detectarlo y tratarlo antes de la cirugía refractiva. Los síntomas pueden ir desde molestias leves como sensación de “arenillas” y ligera fotofobia, hasta dolor por úlceras recurrentes, visión borrosa y la frecuente intolerancia a lentes de contacto. Síntomas de este tipo deben alertarnos sobre la importancia de evitar técnicas de cirugía refractiva que puedan exacerbar el problema.

Ante un paciente con mala tolerancia a lentes de contacto, el implante de lente ICL supondrá una mejora en su calidad de vida al proporcionarle una solución refractiva eliminando a la vez las lentillas como causa modificable de sequedad e inflamación ocular.

1. Corneal re-innervation following refractive surgery treatments. Francisco Bandeira,1,2,3 Nur Zahira Yusoff,1 Gary Hin-Fai Yam,1,4 and Jodhbir Singh Mehta, MD, PhD1,4,5,6,7,* Neural Regen Res. 2019 Apr; 14(4): 557–565.

2. Prevalence of Signs and Symptoms of Dry Eye Disease 5 to 15 After Refractive Surgery Bjørn Gjerdrum 1 2 , Kjell Gunnar Gundersen 2 , Per Olof Lundmark 1 , Rick Potvin 3 , Bente Monica Aakre 1 2020 Jan 28;14:269-279.

3. Risk Factors for Dry Eye After Refractive Surgery Raneen Shehadeh-Mashor 1 , Michael Mimouni 2 , Yinon Shapira 2 , Tzahi Sela 3 , Gur Munzer 3 , Igor Kaiserman 4 3 2019 Dec;38(12):1495-1499.

Información sobre seguridad

Es importante tener en cuenta que las lentes implantables de Colámero (ICL) EVO Visian® están aprobadas por las autoridades sanitarias locales, lo que significa que se ha establecido su seguridad y su eficacia. Al igual que con ocurre con cualquier intervención, hay riesgos que es necesario considerar. Si tiene alguna pregunta o duda, siempre es mejor hablar con un oculista certificado en el uso de las lentes implantables de Colámero (ICL) EVO Visian®. La familia de lentes ICL EVO Visian incluyen las lentes ICL EVO Visian, ICL EVO Visian Toric, ICL EVO+ Visian e ICL EVO+ Visian Toric, y están diseñadas para la corrección/reducción de la miopía baja a alta (de -0,5 a -20,0 dioptrías [D]) y para la corrección/reducción de la miopía en pacientes con un valor de miopía de hasta -20 D y un grado de astigmatismo igual o inferior a 6,0 D. La familia de lentes ICL EVO Visian está indicada para el uso en tratamientos oculares fáquicos y para los casos siguientes: La corrección o reducción de la miopía en adultos con una edad entre 21 y 60 años con mediciones de entre –0,5 D y –20,0 D en el plano de las gafas. Con una profundidad de la cámara anterior (anterior chamber depth, ACD) igual o superior a 2,8 mm, medida desde el endotelio corneal a la cápsula anterior del cristalino. Este intervalo de edad ampliado que cubre de 45 a 60 de edad solo se aplica la familia de lentes ICL EVO Visian para miopía, y solo en países bajo la competencia de Organismos Notificados de la UE en los que se reconozca la marca CE (p. ej.: EU, EEA y EFTA). La familia de productos ICL EVO Visian actualmente en inventario no cuenta con las Instrucciones de uso actualizadas con este nuevo texto, pero se incorporará en el futuro. La cirugía con lentes ICL EVO Visian no elimina la necesidad de llevar gafas para leer, incluso si nunca las ha usado antes. La cirugía con lentes ICL EVO Visian representa una alternativa a otras cirugías refractivas, como la queratomileusis in situ asistida con láser (LASIK), la queratectomía fotorrefractiva (PRK), las cirugías de incisión u otros medios para corregir la miopía, como gafas y lentes de contacto. Las lentes ICL EVO Visian Toric están indicadas para corregir o reducir el astigmatismo con un valor de hasta 6,0 D que pueda tener (las lentes ICL EVO Visian no están indicadas para el tratamiento del astigmatismo). La implantación de una lente ICL EVO Visian es un procedimiento quirúrgico y como tal, conlleva riesgos potencialmente graves. A continuación se indican las posibles complicaciones y reacciones adversas asociadas a la cirugía refractiva en general: cirugías adicionales, formación de cataratas, pérdida de la mejor visión corregida, aumento de la presión intraocular, pérdida de células en la superficie interior de la córnea, irritación de la conjuntiva, tumefacción aguda de la córnea, tumefacción persistente de la córnea, endoftalmitis (infección ocular total), deslumbramiento importante y/o halos alrededor de las luces, hifema (sangre en el ojo), hipopión (pus en el ojo), infección ocular, dislocación de la ICL Visian, edema macular, pupila no reactiva, glaucoma de bloqueo pupilar, inflamación ocular grave, iritis, uveítis, pérdida del humor vítreo y trasplante de córnea. Antes de considerar la cirugía con lentes ICL EVO Visian, debe someterse a un examen ocular completo y hablar con el profesional en el cuidado de los ojos acerca de la cirugía con lentes ICL EVO Visian, especialmente en lo referente a los posibles beneficios, riesgos y complicaciones. Debe comentar el tiempo que necesitará para la curación después de la cirugía.

Referencias

Encuentre un médico

Citas

1. Patient Survey, STAAR Surgical ICL Data Registry, 2018

2. Sanders D. Vukich JA. Comparison of implantable collamer lens (ICL) and laser-assisted in situ keratomileusis (LASIK) for Low Myopia. Cornea. 2006 Dec; 25(10):1139-46. Patient Survey, STAAR Surgical ICL Data Registry, 2018

3. Naves, J.S. Carracedo, G. Cacho-Babillo, I. Diadenosine Nucleotid Measurements as Dry-Eye Score in Patients After LASIK and ICL Surgery. Presented at American Society of Cataract and Refractive Surgery (ASCRS) 2012.

4. Shoja, MR. Besharati, MR. Dry eye after LASIK for myopia: Incidence and risk factors. European Journal of Ophthalmology. 2007; 17(1): pp. 1-6.

5a. Lee, Jae Bum et al. Comparison of tear secretion and tear film instability after photorefractive keratectomy and laser in situ keratomileusis. Journal of Cataract & Refractive Surgery , Volume 26 , Issue 9 , 1326 - 1331.

5b. Parkhurst, G. Psolka, M. Kezirian, G. Phakic intraocular lens implantantion in United States military warfighters: A retrospective analysis of early clinical outcomes of the Visian ICL. J Refract Surg. 2011;27(7):473-481.

*American Refractive Surgery Council