Midriasis O Dilatación Pupilar

Dra Lucía Cabrillo Estévez

Autor: Dra Lucía Cabrillo Estévez


Midriasis O Dilatación Pupilar

Causas

La pupila es el orificio central del iris que, actuando como un diafragma, regula la entrada de luz en la cámara posterior del ojo.

La midriasis o dilatación pupilar se produce por la contracción del músculo dilatador del iris, inervado por el sistema nervioso simpático.

Esta dilatación puede ser desencadenada por distintas causas:

Luminosidad ambiental:

En función de la luz ambiental, las fibras musculares del iris mantienen una autorregulación del diámetro pupilar que nos permite adaptarnos a las condiciones lumínicas que nos rodean.

En condiciones de alta luminosidad se activa la visión fotópica y la pupila se contrae. Y en condiciones de baja luminosidad la pupila se dilata.

Al entrar en una habitación oscura, es normal que al principio no veamos nada. Poco a poco, la dilatación pupilar permitirá que entre más cantidad de luz en el ojo mejorando nuestra visión.

Por la mañana al despertarnos, es normal que las pupilas estén dilatadas y poco a poco se adapten a la luz de la habitación donde nos encontremos.

Estímulos emocionales:

La oxitocina es una hormona que actúa también como un neurotransmisor activando el sistema nervioso vegetativo. Llamada “hormona del amor”, está implicada en las relaciones afectivas, en el amor, en el parto y lactancia, teniendo un papel vital en la salud y el bienestar. Debido a la liberación de oxitocina en nuestro organismo, nuestras pupilas se dilatan cuando algo o alguien genera en nosotros buenos sentimientos.

Cuando nuestro cerebro percibe un peligro, miedo o amenaza, nuestro cuerpo se pone en “situación de alerta”. El sistema nervioso simpático se activa, desencadenando también la dilatación pupilar. Alguna vez habremos leído la frase…: “Se ve el miedo en sus ojos”.

Enfermedades:

Tanto la contracción (miosis) como la dilatación pupilar requieren la integridad de pupila, retina, nervio óptico y áreas cerebrales de la visión.

Por lo tanto, las enfermedades que afecten a cualquier estructura de este circuito pueden alterar la dinámica pupilar.

Enfermedades neuronales:

Un tumor cerebral, edema cerebral, traumatismos craneoencefálicos, shock hipovolémico, o accidentes cerebrovasculares pueden generar reacciones pupilares anómalas, e incluso asimétricas con diferente respuesta en un ojo y otro.

Una midriasis arreactiva simétrica traduce un daño cerebral grave. Las dos pupilas se dilatan y no reaccionan al estímulo luminoso.

Lesión del nervio trigémino:

Cuando hay lesión a nivel de este nervio, la pupila queda dilatada permanentemente.

Enfermedades oftalmológicas:

Traumatismos oculares que generan atrofias o desgarros iridianos, la isquemia de iris, el glaucoma…puede provocar una dilatación pupilar.

Episodio de midriasis unilateral benigna:

Generado por un desbalance entre el sistema nervioso simpático y parasimpático. Existen casos documentados en relación con episodios de migrañas, pero también en pacientes sin ninguna otra sintomatología acompañante.

Agentes químicos y drogas:

En una revisión oftalmológica, se instilan colirios que provocan la dilatación pupilar para permitir la exploración del fondo de ojo. Son los llamados “colirios midriáticos”, como la atropina y la tropicamida.

En otras ocasiones, utilizamos estos colirios de manera terapéutica, como en una uveítis, el colirio cicloplégico mantiene una dilatación pupilar que evita la adaptación continua del iris a la luz, disminuyendo así el dolor.

A nivel sistémico, el alcohol y drogas como la cocaína, marihuana o anfetaminas estimulan el sistema nervioso simpático, con la consecuente dilatación pupilar. Los opiáceos, al contrario, desencadenan una miosis.

Los ojos son la zona más expresiva de nuestro rostro. Como hemos visto, tanto nuestros ojos como pupilas, hablan mucho sobre nosotros:

¨PUPILAS QUE SE DILATAN,

QUE DELEITAN, QUE DELATAN…”


Dra. Lucía Cabrillo Estévez

Clínica INSADOF



Bibliografía:

1. Da Silva JA, Da Silva CE, Sousa MB. Decompression craniotomy in acute brain edema. Apropos of 30 operated cases. Arq Neropsiquiatr. Sept 1976; 34 (3): 232-40.

2. De Souza RL, Thais ME, Cavallazzi G, Paim Diaz A, Schwarzbold ML, Nau AL, Rodrigues GM, Souza DS, Hohl A, Walz R. Slide of pupillary mydriasis predicts the cognitive prognosis in patients with severe traumatic brain injury. Acta Anaesthesiol Scand. Mar 2015; 59(3):392-405.

3. Fattahi A, Daneshi A. Bilateral reactive and then fixed mydriasis as a marker of hypolemic shock. Br J Neurosurg. Apr 2020; 34(2):235.

4. Schiemer A. Benign Episodic Unilateral Mydrisis in a Fligh Nurse. Aerosp Med Hum Perform. May 2017; 88(5): 500-502.

5. Anta GB, Rodríguez Arenas MA, de la Fuente de Hoz L, Royuela Morales L. Emergency room admissions in cocaine users in Spanish hospitals:first evidences of acute complications related to crack use. Work Group for the Study of Emergencies from Psychostimulants. Med Clin. Jun 1998; 111(2): 49-55.

6. Gainza I, Nogué S, Martínez Velasco C, Hoffman RS, Burillo-Putze G, Dueñas A, Gómez J, Pinillos MA. Drug poisoning. ANALES Sis San Navarra 2003 26 (Supl.1): 99-128.


Información sobre seguridad

Es importante tener en cuenta que las lentes implantables de Colámero (ICL) EVO Visian® están aprobadas por las autoridades sanitarias locales, lo que significa que se ha establecido su seguridad y su eficacia. Al igual que con ocurre con cualquier intervención, hay riesgos que es necesario considerar. Si tiene alguna pregunta o duda, siempre es mejor hablar con un oculista certificado en el uso de las lentes implantables de Colámero (ICL) EVO Visian®. La familia de lentes ICL EVO Visian incluyen las lentes ICL EVO Visian, ICL EVO Visian Toric, ICL EVO+ Visian e ICL EVO+ Visian Toric, y están diseñadas para la corrección/reducción de la miopía baja a alta (de -0,5 a -20,0 dioptrías [D]) y para la corrección/reducción de la miopía en pacientes con un valor de miopía de hasta -20 D y un grado de astigmatismo igual o inferior a 6,0 D. La familia de lentes ICL EVO Visian está indicada para el uso en tratamientos oculares fáquicos y para los casos siguientes: La corrección o reducción de la miopía en adultos con una edad entre 21 y 60 años con mediciones de entre –0,5 D y –20,0 D en el plano de las gafas. Con una profundidad de la cámara anterior (anterior chamber depth, ACD) igual o superior a 2,8 mm, medida desde el endotelio corneal a la cápsula anterior del cristalino. Este intervalo de edad ampliado que cubre de 45 a 60 de edad solo se aplica la familia de lentes ICL EVO Visian para miopía, y solo en países bajo la competencia de Organismos Notificados de la UE en los que se reconozca la marca CE (p. ej.: EU, EEA y EFTA). La familia de productos ICL EVO Visian actualmente en inventario no cuenta con las Instrucciones de uso actualizadas con este nuevo texto, pero se incorporará en el futuro. La cirugía con lentes ICL EVO Visian no elimina la necesidad de llevar gafas para leer, incluso si nunca las ha usado antes. La cirugía con lentes ICL EVO Visian representa una alternativa a otras cirugías refractivas, como la queratomileusis in situ asistida con láser (LASIK), la queratectomía fotorrefractiva (PRK), las cirugías de incisión u otros medios para corregir la miopía, como gafas y lentes de contacto. Las lentes ICL EVO Visian Toric están indicadas para corregir o reducir el astigmatismo con un valor de hasta 6,0 D que pueda tener (las lentes ICL EVO Visian no están indicadas para el tratamiento del astigmatismo). La implantación de una lente ICL EVO Visian es un procedimiento quirúrgico y como tal, conlleva riesgos potencialmente graves. A continuación se indican las posibles complicaciones y reacciones adversas asociadas a la cirugía refractiva en general: cirugías adicionales, formación de cataratas, pérdida de la mejor visión corregida, aumento de la presión intraocular, pérdida de células en la superficie interior de la córnea, irritación de la conjuntiva, tumefacción aguda de la córnea, tumefacción persistente de la córnea, endoftalmitis (infección ocular total), deslumbramiento importante y/o halos alrededor de las luces, hifema (sangre en el ojo), hipopión (pus en el ojo), infección ocular, dislocación de la ICL Visian, edema macular, pupila no reactiva, glaucoma de bloqueo pupilar, inflamación ocular grave, iritis, uveítis, pérdida del humor vítreo y trasplante de córnea. Antes de considerar la cirugía con lentes ICL EVO Visian, debe someterse a un examen ocular completo y hablar con el profesional en el cuidado de los ojos acerca de la cirugía con lentes ICL EVO Visian, especialmente en lo referente a los posibles beneficios, riesgos y complicaciones. Debe comentar el tiempo que necesitará para la curación después de la cirugía.

Referencias

Encuentre un médico

Citas

1. Patient Survey, STAAR Surgical ICL Data Registry, 2018

2. Sanders D. Vukich JA. Comparison of implantable collamer lens (ICL) and laser-assisted in situ keratomileusis (LASIK) for Low Myopia. Cornea. 2006 Dec; 25(10):1139-46. Patient Survey, STAAR Surgical ICL Data Registry, 2018

3. Naves, J.S. Carracedo, G. Cacho-Babillo, I. Diadenosine Nucleotid Measurements as Dry-Eye Score in Patients After LASIK and ICL Surgery. Presented at American Society of Cataract and Refractive Surgery (ASCRS) 2012.

4. Shoja, MR. Besharati, MR. Dry eye after LASIK for myopia: Incidence and risk factors. European Journal of Ophthalmology. 2007; 17(1): pp. 1-6.

5a. Lee, Jae Bum et al. Comparison of tear secretion and tear film instability after photorefractive keratectomy and laser in situ keratomileusis. Journal of Cataract & Refractive Surgery , Volume 26 , Issue 9 , 1326 - 1331.

5b. Parkhurst, G. Psolka, M. Kezirian, G. Phakic intraocular lens implantantion in United States military warfighters: A retrospective analysis of early clinical outcomes of the Visian ICL. J Refract Surg. 2011;27(7):473-481.

*American Refractive Surgery Council